ENERO 2012

ENERO 2012
escarchados

Wednesday, October 21, 2009

Apolo y Artemis, amigos incondicionales

Ellos fueron mis dos grandes amigos. Artemis, una boxer hembra preciosa, sumamente inteligente, iba conmigo a la universidad en mi época de estudiante, en donde en el salón de clase se echaba debajo de mi carpeta sobre cualquier mochila que encontrara a la mano… jugaba con el huarizo que había en ese entonces en la facultad y me acompañaba a mis prácticas de campo. Se subía sin problemas a mi Volkswagen del 67´ saltaba a la parte de atrás y ahí se quedaba hasta que yo le dijera lo contrario. Ella podía leer mi lenguaje corporal sin necesidad de mucho esfuerzo. Me acompañaba dentro y fuera de casa. Un día fuimos de paseo a la UNALM en donde hay un estanquito con peces, bueno a “temita” (como yo le solía decir con mucho cariño) no se le ocurrió mejor idea que saltar al estanque en búsqueda de peces, y cuando se dio cuenta que tenía que nadar le cambio la cara de entusiasmo por sorpresa… continuamos nuestro paseo por los establos, ahí ella se metió al corral de los terneros en donde jugó con todos y terminó lamiéndoles las caras, bueno pues así era ella.
Apolo, el gran macho de la casa, cuando salíamos al parque a correr asumía su rol de macho alpha y no permitía que nadie se acerque a ninguna de nosotras (Baci, Artemis o Yo). Pero en la casa era un eterno cachorro, bastaba que pronunciaran su nombre y movía todo su cuerpo, dibujando una “U” entre la cabeza y la cola. En uno u otro momento suelo escuchar decir: ”yo quiero demasiado a los animales, por eso no puedo tenerlos, porque se van antes que nosotros”. Yo opino que gozar esa dicha de amor incondicional que te entregan los animales y nosotros darles todo el amor que podamos, sabiendo que envejecerán más rápido que nosotros nos llena la vida de colores y matices que no nos deberíamos privar

No comments:

Post a Comment