ENERO 2012

ENERO 2012
escarchados

Thursday, April 8, 2010

Las bencidiones de mi profesión

Ser veterinaria no me llevará a ser millonaria, pero me llena de felicidad en cualquiera de las formas en que la practique... ya sea yendo de pueblo en pueblo trabajando para que las personas beneficiarias tengan más opciones, o atendiendo casos de águilas calvas heridas...

si bien aún extraño mi trabajo de Lima, cada día que voy al hospital veterinario es un día que me llena de alegría...
Los veterinarios con los que trabajo aquí son super humanitarios, atienden muchas veces casos que no necesariamente vayan a ser económicamente retribuidos, como por ejemplo, en mas de una ocasión han llegado águilas, lechuzas, halcones, gavilanes, y animales que la gente recoge de los campos y asumen que el veterinario las puede tratar, en este caso, están en lo cierto. En este hospital se les hará todo lo que se pueda para recuperar el nivel de vida que tenían, sin llegar a extremos innecesarios.

Aquí les pongo un videíto de unos cachorros, que demuestran que no importa de qué color eres, qué idioma hables, o cuánta plata "valgas" ... las cosas básicas es lo que importa mas... (en versión perruna claro)

2 comments:

  1. Makes me want to get a puppy. Oh, well, I think I have enough furry pets.
    Next time you come to Seattle, maybe we can meet you there, eh?

    ReplyDelete
  2. I WILL I WILL I WILL!!!... that will be awsome too :)

    ReplyDelete